Pages Menu
Categories Menu

Editado por el Sep 23, 2017 en Destacada
Los artículos de terceros son exclusiva responsabilidad de los respectivos autores.

¡A OTRA INSTANCIA!

¡A OTRA INSTANCIA!

El caso Maldonado entra en otra fase tras el apartamiento del juez

Otranto fue desplazado por la Cámara de Comodoro Rivadavia por “adelantar opinión” en una entrevista con LA NACION; lo reemplaza un magistrado de Rawson; era un pedido de la familia del joven desaparecido.

 

Fuente: * 23 – 09 – 2017

 

COMODORO RIVADAVIA.- La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia hizo lugar al pedido de apartar al juez federal de Esquel, Guido Otranto, de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado, lo cual marca el inicio de una nueva etapa en el desarrollo de la investigación.

 

El tribunal -integrado por Javier Leal de Ibarra, Hebe Corchuelo de Huberman y Aldo Suárez– sustentó sus argumentos en la entrevista que Otranto brindó a LA NACION el domingo último, con expresiones públicas que “podrían constituir el adelantamiento de opinión vedado y que permite a las partes dudar de su imparcialidad”, según la resolución.

Los jueces sostuvieron en su fallo, sin embargo: “No existen elementos que nos permitan abrigar ninguna duda acerca de la honestidad intelectual y apego al cumplimiento de sus funciones del juez Otranto, mas dicha circunstancia no resulta óbice para resolver del modo que lo hacemos”. Por ese motivo, no invalidaron lo realizado hasta ahora por Otranto, actuaciones que podrán ser retomadas por el juez federal de Rawson Gustavo Lleral, quien fue designado en su reemplazo.

El magistrado, titular del Juzgado Federal Nº 2 de esa localidad patagónica, trabajará exclusivamente en el caso Maldonado durante los próximos 60 días y se supone que se trasladará a Esquel para desarrollar su tarea. En la misma resolución, la Cámara de Comodoro Rivadavia resolvió que mientras tanto el juez federal Nº 1 de Rawson, Hugo Ricardo Sastre, ejercerá la subrogancia del Nº 2, que Lleral dejará vacante por dos meses.

En esa entrevista que fundó la resolución de la cámara, Otranto deslizó que la “hipótesis más razonable” del caso Maldonado es la que indica que el joven “se podría haber ahogado”. Además, dio por acreditado que Maldonado participó encapuchado de la protesta en Leleque. Dijo además que el río Chubut es el sitio donde se lo debe buscar y afirmó que la comunidad mapuche incurrió en una serie de incongruencias al sostener que Maldonado fue víctima de una desaparición forzada. Por otro lado, dijo que “no ve elementos” que indiquen que Maldonado hubiera podido ser herido.

 

La cámara desechó en su fallo los argumentos esgrimidos por la abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Ambos querellantes en la causa cuestionaron la supuesta defensa del juez de la actuación de la Gendarmería y su parcialidad hacia la comunidad mapuche.

El tribunal aseguró: “La actuación integral del juez en otras cosas en las que nos ha tocado intervenir nos faculta a desechar la posición que lo coloca en una situación de parcialidad subjetiva para con la comunidad mapuche”.

La resolución apuntó a la nota periodística e indicó que “la evaluación del contenido de las mismas y las manifestaciones del magistrado en ocasión de brindar el informe pertinente evidencian que el mismo no se ha limitado a brindar datos relativos al curso de la investigación para dar con el paradero de Santiago Maldonado”.

Y agrega: “Ha ido más allá brindando juicios de valor que descartarían prima facie la hipótesis investigada en la causa en la que se peticiona su apartamiento, es decir, la desaparición forzada de Santiago Maldonado”.

De este modo, resulta razonable pensar “que sus expresiones públicas podrían constituir el adelantamiento de opinión vedado y que permite a las partes dudar de su imparcialidad”.

Agrega que “esta circunstancia permite colocar a la familia Maldonado en la presunción de que ha existido un adelantamiento de opinión sobre la materia que es objeto de investigación”.

En efecto, la resolución rechaza otros planteos presentados por la abogada de la familia de Santiago, al afirmar que “no puede considerarse un adelanto de opinión la afirmación de que la hipótesis más razonable es que Santiago Maldonado se ahogó en el río Chubut, puesto que dispuso tres veces el rastrillaje del cauce del río en la zona donde habría sido visto por última vez”.

En tanto, en declaraciones a Radio Con Vos, el hermano de Santiago, Sergio Maldonado, aseveró estar “conforme” con la decisión de la Cámara de Comodoro Rivadavia de desplazar a Otranto, aunque dijo: “No fue en la manera en que nos hubiera gustado”.

“Como familia, hicimos una exposición y presentamos el maltrato hacia nosotros y las irregularidades en la investigación, pero se lo recusa solamente por sus dichos inapropiados en el diario LA NACION”, sostuvo. Sergio Maldonado además dijo que “seguramente” el lunes irá a entrevistarse con el nuevo magistrado para poder “determinar cómo seguirá la investigación, cuándo se trasladará a Esquel y qué equipo va a conformar”.

La cámara dejó en claro que no coincide con los planteos que acusaron de parcialidad al juez: “Estamos en condiciones de sostener que no se advierte que exista por parte del juzgador la enemistad manifiesta que pretende el recusante CELS ni el direccionamiento premeditado de la investigación hacia una sola hipótesis y la ausencia de imparcialidad subjetiva que pretende la querella representada por la doctora Verónica Heredia”.

 

* Fuente: lanacion.com –  23 – 09 – 2017